EL TRABAJO INFANTIL A LA LUZ DE LA CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DEL NIÑO Y LOS DERECHOS HUMANOS

EL TRABAJO INFANTIL A LA LUZ DE LA CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DEL NIÑO Y LOS DERECHOS HUMANOS

 

                                                                                     Por: Alení Diaz Pomé.

 

Uno de los problemas de más difícil solución es el trabajo informal de los menores. Según los censos de los años 1981 y 1993, trabajaban niños desde los seis años de edad. Unos son explotados, otros se ven obligados a trabajar por necesidad de sobrevivir.

Unos trabajan en actos lícitos, como: limpiar carros, vender golosinas, etc. mientras que otros roban. Sin embargo, pese a ser este un problema social de gran envergadura, vemos que no existe protección por parte del Estado frente a los menores de 12 años que trabajan. Las legislaciones sólo contemplan el derecho del menor de 12 años a participar en programas dirigidos a asegurar su proceso educativo y su desarrollo físico y mental. Por ejemplo nuestra legislación en el Código de los niños y adolescentes, contempla y regula únicamente el trabajo de los adolescentes, así vemos que a él se refieren los artículos 22, 40, y del artículo 48 al 68; y que sólo el inciso segundo del artículo 51 del Código acotado establece que “Por excepción se concederá autorización para trabajar a partir de los doce años, siempre que las labores a realizar no perjudiquen su salud o desarrollo, ni interfieran o limiten su asistencia a los centros educativos y permitan su capacitación en programas de orientación o formación profesional” ; en consecuencia, no existe regulación respecto al trabajo de los niños, entendidos éstos como los menores de 12 años que efectivamente trabajan.

Por ello, teniéndose en cuenta que es una realidad el hecho de que en las calles existen niños menores de 12 años que trabajan, pese a su escasa edad, es que se deben dictar normas que brinden real y efectiva protección para los mismos, defendiendo sus derechos como seres humanos vulnerables que son, a fin de erradicar los abusos sociales y protección por parte del Estado por ser los niños el fin supremo cuyo interés superior se debe cuidar.

La convención de los derechos del niño, también reconoce que en la infancia se tiene derecho a cuidados y asistencias especiales conforme lo establece también la Declaración Universal de los Derechos Humanos, reconociendo que el niño para el ejercicio pleno y armonioso de su personalidad debe crecer en el seno familiar, en un ambiente de felicidad, amor y comprensión, considerando que el niño debe estar plenamente preparado para una vida independiente en la sociedad. Sin embargo, a veces los niños se ven obligados a madurar con anticipación y a asumir responsabilidades y deberes propios de las personas mayores de edad, como lo es, el que asumen trabajos para ayudar a la manutención de sus familias o para sobrevivir ellos mismos, lo que se produce por la crisis económica existente en nuestra realidad social, trabajando muchas veces en situaciones riesgosas o infrahumanas, realizando labores que son peligrosas y fuertes para su edad, y que lamentablemente no se han dado normas que les brinde protección real contra esa clase de peligros.

Muchas veces los niños se ven obligados a trabajar por sus propios padres, y hasta a veces resultan explotados, y ello hace que se vean obligados a madurar antes de tiempo física y psicológicamente.

Existen menores que trabajan en el sector formal: ello está compuesto por menores que trabajan en organizaciones del sector formal. Otros trabajan en sectores informales, es decir, de manera independiente o dependiente, realizan actividades de comercio, servicios e incluso de producción sin amparo legal, lo que hace que realicen actividades en medio de extrema incertidumbre y con el riesgo potencial de abuso y explotación. Ejemplo los niños que venden caramelos, los que lustran zapatos, los que hacen piruetas en las calles, o limpian y cuidan carros, etc.

Al respecto el artículo 32 de la Convención sobre los derechos del niño, establece que los Estados partes reconocen el derecho del niño a estar protegido contra la explotación económica y contra el desempeño de cualquier trabajo que pueda ser peligroso o entorpecer su educación, o que sea nocivo para su salud o para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral o social.

Los Estados partes adoptarán medidas legislativas y administrativas, sociales y educacionales para asegurar la aplicación de este artículo. Con ese propósito y teniendo en cuenta las disposiciones pertinentes de otros instrumentos internacionales, los Estados partes, en particular:

a)      fijarán una edad o edades mínimas para trabajar;

b)      Dispondrán la reglamentación apropiada de los honorarios y condiciones de trabajo, y

c)      Estipularán las penalidades u otras sanciones apropiadas para asegurar la aplicación eficaz de este artículo.

En consecuencia, una de las circunstancias que impiden el normal desarrollo de los niños puede ser también el trabajo, por cuanto, les priva de vivir su niñez normalmente y por cuanto puede afectar su desarrollo.

Por ello, es que el Estado debe legislar ampliamente en materia de protección frente al trabajo del menor de edad, buscando brindarle ayuda y protección y cuidando que sus derechos sean reconocidos, tratando de normar el hecho de que los niños pueden trabajar siempre y cuando su trabajo le brinde las seguridades del caso y no afecten su integridad o su salud.

 

 

BIBLIOGRAFIA

 

–          Texto de la Convención sobre los Derechos del Niño

–          CHUNGA LAMONJA, Fermin. Derecho de menores.

–          El Trabajo y la explotación infantil. Publicación de la Revista Caretas, 2001.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: